que es un monitorio

¿Qué es un monitorio?

Cuando se acaba la vía extrajudicial en una reclamación de una factura impagada o de una deuda en general, se abre la posibilidad de acudir a la vía judicial.

La Ley de Enjuiciamiento Civil, en su artículo 812 y siguientes, regula el procedimiento monitorio, el cual es un procedimiento civil tendente a exigir el pago de deudas líquidas, determinadas, vencidas y exigibles.

Petición inicial del procedimiento monitorio

La petición inicial será presentada por el acreedor, expresando la identi-
dad del deudor (art. 814.1 LEC). Es decir, la presentarán quienes comparezcan y actúen en juicio afirmando ser titulares de la relación jurídica u objeto litigioso, con arreglo a los arts. 10 y 812 de la propia LEC.

El Letrado de la Administración de Justicia comprobará la adecuación formal de quienes figuren y de la acreditación como «principio de prueba» del documento y de lo
frmado en la petición.

En caso que lo valore positivamente requerirá al deudor para que en un plazo de veinte días pague al peticionario acreditándolo ante el tribunal, o comparezca ante éste y alegue sucintamente a través del escrito de oposición las razones por las que no debe, en todo o en parte, la cantidad
reclamada.

Si, por el contrario, lo valora negativamente dará cuenta al juez para que resuelva lo que proceda sobre la admisión a trámite de la petición inicial.

Contenido de la petición inicial del monitorio

El contenido de la petición inicial contendrá los siguientes datos:

  • identificación del acreedor
  • domicilio, domicilios o lugar de residencia
  • donde pueda ser hallado el acreedor
  • identificación del deudor
  • domicilio o domicilios o lugar de residencia donde pueda ser hallado el deudor
  • origen y cuantía de la deuda.

En el suplico deberá solicitarse que se despache ejecución, si bien sometiendo tal pedimento a que el deudor no se oponga.

Documentos que deben acompañarse con la petición inicial del monitorio

A la repetida petición inicial deberá acompañarse el documento o documentos referidos en el anterior art. 812 LEC, es decir, aquellos que pueden conducir a entender demostrada a primera vista la deuda (art. 812.1 LEC) o los documentos a los que la propia ley ya reconoce fuerza acreditativa de la relación crediticia alegada (art. 812.2 LEC). Estos son:

  • Mediante documentos, cualquiera que sea su forma y clase o el soporte físico en que se encuentren, que aparezcan firmados por el deudor o con su sello, impronta o marca o con cualquier otra señal, física o electrónica.
  • Mediante facturas, albaranes de entrega, certificaciones, telegramas, telefax o cualesquiera otros documentos que, aun unilateralmente creados por el acreedor, sean de los que habitualmente documentan los créditos y deudas en relaciones de la clase que aparezca existente entre acreedor y deudor.

Por ejemplo: tratándose de una reclamación a partir de una CIGCCP, a la petición inicial se acompañará la certificación del acuerdo de la Junta en el que se acuerde la reclamación de la deuda a través del juicio monitorio, si quien reclama es el Administrador, como también la acreditación de haberse notificado al deudor moroso el acuerdo de la Junta aprobando la liquidación de la deuda y el previo requerimiento de pago.

Admisión de la petición inicial de monitorio

El Letrado de la Administración de Justícia examinará en primer término la petición inicial y los documentos aportados.

Tal y como hemos comentado en párrafos anteriores, si los documentos aportados con la petición fueran de los previstos en el apartado 2 del artículo 812 o constituyeren un principio de prueba del derecho del peticionario, confirmado por lo que se exponga en aquella, el letrado de la Administración de Justicia requerirá al deudor para que, en el plazo de veinte días, pague al peticionario, acreditándolo ante el tribunal, o comparezca ante el tribunal y alegue de forma fundada y motivada, en escrito de oposición, las razones por las que, a su entender, no debe, en todo o en parte, la cantidad reclamada.

En caso contrario dará cuenta al juez para qué resuelva lo que corresponda sobre la admisión a trámite de la petición inicial.

La ausencia de los documentos comentados que han de acompañar a la petición inicial, se valora de manera diversa por la doctrina.

Inadmisión de la petición inicial de monitorio

La inadmisibilidad determina que el letrado de la administración de justícia dé cuenta al juez para que éste resuelva (art. 815.1 LEC).
La resolución mediante la que se acuerde la inadmisión tendrá forma de auto, tal y como establece la LEC en su artículo 206.2.

De igual manera, y en atención a las mismas reglas, éste, al ser definitivo y poner fin al proceso, será susceptible de apelación (art. 455.1 LEC).

Así, la pretensión que se haya visto indmitida podrá reclamarse, bien en un nuevo juicio monitorio, si la misma fue consecuencia de la existencia de un defecto subsanable, que ya ha sido subsanado; o bien en el declarativo correspondiente, una vez el auto devenga firme.

Incomparecencia del deudor requerido y despacho de la ejecución.

Una vez se ha podido notificar el requerimiento al deudor empieza a transcurrir el plazo de veinte días para que el mismo pague o dé razones suficientes para la oposición.

La falta de comparecencia o la comparecencia que no satisfaga la deuda conlleva, de este modo, la constitución del titulo ejecutivo pretendido por el acreedor.

Asimismo, cuando el deudor requerido no atienda al requerimiento de pago o no comparezca, el letrado de la administración de justícia dictará decreto de finalización del procedimiento monitorio y dará traslado al acreedor para que inste el despacho de la ejecución (art. 816.1 LEC).

Sin embargo, el referido decreto no es suficiente para despachar la ejecución, ya que se precisa que el acreedor la inste expresamente, por escrito.

Oposición monitorio del Deudor

Si el deudor presentare escrito de oposición dentro de plazo, el asunto se resolverá definitivamente en juicio que corresponda, teniendo la sentencia que se dicte fuerza de cosa juzgada.

La oposición puede ser total o parcial. La oposición parcial se deduce del propio art. 815.1 LEC, si bien limitada al caso de pluspetición.

Si la oposición del deudor se fundara en la existencia de pluspetición, se actuará respecto de la cantidad reconocida como debida conforme a lo que dispone el apartado segundo del artículo 21 de la presente Ley.

Asimismo, cuando la cuantía de la pretensión no excediera de la propia del juicio verbal, el letrado de la Administración de Justicia dictará decreto dando por terminado el proceso monitorio y acordando seguir la tramitación conforme a lo previsto para este tipo de juicio, dando traslado de la oposición al actor, quien podrá impugnarla por escrito en el plazo de diez días. Las partes podrán solicitar la celebración de vista, siguiendo los trámites previstos en los artículos 438 y siguientes.

Cuando el importe de la reclamación exceda de dicha cantidad, si el peticionario no interpusiera la demanda correspondiente dentro del plazo de un mes desde el traslado del escrito de oposición, el Letrado de la Administración de Justicia dictará decreto sobreseyendo las actuaciones y condenando en costas al acreedor.

Recordar que en el caso de reclamarse rentas o cantidades debidas por el arrendatario de finca urbana, el asunto se resolverá por los trámites del juicio verbal, independientemente de la cuantía.

Summary
Que es un monitorio
Article Name
Que es un monitorio
Description
La Ley de Enjuiciamiento Civil, en su artículo 812 y siguientes, regula el procedimiento monitorio, el cual es un procedimiento civil tendente a exigir el pago de deudas líquidas, determinadas, vencidas y exigibles.
Author
Publisher Name
Legal Heron
Publisher Logo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abogados expertos

Somos abogados expertos en reclamación de deudas. Nos dedicamos exclusivamente a asesorar a empresas y personas que tienes problemas con deudas. Contacta con nosotros sin ningún tipo de compromiso.